El destino es cuestión de elecciones. No es algo que haya que esperar, sino algo que perseguir.

“El destino no es cuestión de casualidad sino de elecciones. No es algo que haya que esperar, sino algo que hay que perseguir.” William J.B.